Artículo: FRAUDE EN LA RAZON Y EL DEBER

Edgar Ramos sdiprensa en latinmail.com
Jue Ene 4 04:35:31 PST 2007


Bolivia, Evo, El Deber y La Razón

El discurso de los grupos de poder económico y mediático, relegados políticamente, se debilita. Lo prueban las ediciones anuario 2006 de El Deber y La Razón. Ambos incurrieron en fraude electoral a la hora de nominar a su “Personaje 2006”, se autocensuran y tienen cautivos a sus redactores-editores. La inseguridad comunicacional crece…

Por Edgar Ramos Andrade (*)
sdiprensa en latinmail.com

SANTA CRUZ y EL ALTO (4-1-2007).- El derroche económico (como el de los millonarios “cabildos”) y la dictadura de sus medios (que no tienen regulación legal) es lo que les queda a los agónicos grupos de poder, arrinconados políticamente. ¿Por qué?: 1) Apelan a una mala copia de la reivindicación social: Piquetes de “huelga diet” (con pollo y refrescos edulcorados), “marchas” en tractores y vehículos último modelo y hasta apelaciones lingüísticas como “Iyambae” (ser libre, en guaraní) en sus pronunciamientos. 2) Sus operadores mediáticos tuercen la voluntad ciudadana, lo que demuestra su creciente debilidad discursiva.

Muestra de esa fragilidad son los titulares, contenido y sobretodo el “Personaje 2006” en las ediciones del “Anuario 2006” de El Deber (Santa Cruz, 14-12-2006) y La Razón (La Paz, 14-12-2006). El diario cruceño es parte de la Red Líder (7 diarios), la red televisiva PAT (esa de Carlos Mesa, ex vicepresidente de Sánchez de Lozada) y propietario de radio Nuevo Milenio. La Razón es propiedad del Grupo Prisa (el de Jesús de Polanco y El País, de España) y es parte del conglomerado mediático junto a El Nuevo Día, Extra, Gaceta Jurídica y la red televisiva ATB. Pero vayamos por partes.

“El Deber de los anillos” y la sisa

En su anuario, El Deber (página 7) publica una encuesta a 400 personas. Algunos resultados: El “personaje más odiado” es el Presidente Evo Molares (73,1%), con una gestión desaprobada (62%). El más querido es el prefecto Rubén Costas (32%) pero también el más destacado (25,4%). A Bolivia le irá mejor (41,1%), lo mismo que a Santa Cruz (43,1%).

Dicha encuesta consultó a personas que viven en la ciudad de Santa Cruz, probablemente en el primer y segundo anillos (geográficos), lugar donde radican allegados a esos clanes. La gente que piensa diferente vive en Villa Primero de Mayo o en el Plan 3.000 (y casi seguro) no fue consultada. ¿Qué pasaría si por ejemplo se consultaba a pobladores de San Julián o Yapacaní, municipios cruceños donde Morales tiene más de 90 por ciento de apoyo (El Deber, segunda quincena de diciembre 2006)? Ya se sabe, el “diario mayor” representa a la “institucionalidad cruceña” compuesta por asociaciones empresariales, comparsas carnavaleras, Comité Pro Santa Cruz, Unión Juvenil Cruceñista y hasta las logias, a las que defiende ardorosamente. 

La elección del Personaje 2006 en El Deber tuvo tres secuencias: 1) La consulta entre los redactores la ganó Morales, por lo que, 2) se optó por consultar a los editores y ahí se repitió el resultado. Entonces, 3) la salida fue salomónica, ejecutivos y accionistas decidieron: Evo no va, se premia por sectores, a Ejti Stih, Valia Carvalho, Fernando Figueroa, Carlos Villegas, Desireé Durán y otros (página 58). Todo a último momento y para salvar. Evo no fue Personaje 2006 de El Deber (no lo será, por ahora).

Personaje-fraude en La Razón

La Razón eligió como Personaje 2006 al boliviano Enrique García, presidente de la Corporación Andina de Fomento (CAF). Lo hizo (página 8) “por decisión tomada (el 6-12-06) por periodistas y ejecutivos de los tres medios (La Razón, Nuevo Día y ATB); cada uno de los equipos se reunieron para postular a candidatos, evaluarlos y definir” aunque no menciona a Extra (parte del conglomerado mediático) y cuyos redactores tienen más contacto con la base social. El director de ese diario, Juan Carlos Rocha Chavaría pondera a García porque “es uno de los bolivianos más influyentes en el mundo”. El jefe de Redacción (Grover Yapura Aruquipa) alega que el Personaje 2006 “tuvo ‘serenidad’ cuando se pronunció sobre la nacionalización de los hidrocarburos” decretada por Morales el 1-5-2006. Para rematar y sentar su posición, el titular de su página 10 señala: “Evo Morales es el Presidente que llegó para trastocarlo (¿desordenarlo?) todo”


Más información sobre la lista de distribución cmi-bolivia-editoriales