[indymediapr] Agrocombustibles: lo que sigue

Carmelo Ruiz carmelo_ruiz en yahoo.com
Sab Ene 5 10:57:55 PST 2008


 http://carmeloruiz.blogspot.com/
http://bioseguridad.blogspot.com/
http://www.flickr.com/photos/carmeloruiz/
 
Please send messages to ruizcarmelo en gmail.com                            


----- Forwarded Message ----
From: Silvia Ribeiro <silvia en etcgroup.org> 
Subject: Agrocombustibles: lo que sigue



<!--

blockquote, dl, ul, ol, li {padding-top:0;padding-bottom:0;}
-->Agrocombustibles: lo que sigue
La Jornada, México,
5 de enero de 2008







Agrocombustibles:
lo que sigue

Silvia Ribeiro*



Pese a que son ampliamente criticados desde muchos puntos de vista,
los combustibles agroindustriales siguen en alza. No es extraño, ya
que según estimaciones del Financial Times, sólo en los países
de la OCDE reciben hasta 15 mil millones de dólares de subsidios
anuales (FT, 30/10/2007). Subsidios públicos que van a engordar el
lucro privado, a los que se suman los múltiples subsidios indirectos
que reciben algunos cultivos destinados a ese fin, como el maíz en
Estados Unidos.



Actualmente, los agrocombustibles son el rubro agrícola con mayor
crecimiento en el mercado mundial: en el año 2006 su valor alcanzó
20 mil 500 millones de dólares. La industria espera un mercado de
más de 80 mil millones de dólares en tan sólo una década.
Fuentes de la propia OCDE aconsejaron el año pasado que los
agroenergéticos no deberían recibir subvenciones porque promueven
el aumento de precios de los alimentos.



Diversos organismos de Naciones Unidas, como el Programa de Naciones
Unidas para el Desarrollo, advierten que la competencia con los
cultivos alimentarios -tanto por el alza de los precios como por la
disputa de tierra cultivable- pueden provocar situaciones de
catástrofe por hambruna en los países más pobres.



Pero estos son factores sin importancia para los actores que
diseñaron y controlan férreamente este mercado: grandes
corporaciones automovilísticas, petroleras, de comercio de cereales
y de semillas industriales y transgénicas.



Quizá lo más paradójico es que debido a su ineficiencia en
términos energéticos, en lugar de mitigar el cambio climático, el
auge de los agrocombustibles lo empeorará. A modo de ejemplo, la
producción de etanol a partir de maíz consume más petróleo del
combustible que genera. En cualquier caso, es claro que lo que mueve a
las actores corporativos en este sector, no es el "desarrollo" ni
el ahorro de energía, sino el lucro.



Actualmente, la mayoría de los agrocombustibles se producen a partir
de monocultivos de caña de azúcar, maíz, soya y palma aceitera.
A éstos se han ido agregando grandes extensiones de monocultivos de
ricino (higuerilla o mamona) y jatrofa (piñón).



El caso de la higuerilla y la jatrofa, que son plantas que nacen
espontáneamente en terrenos baldíos -aunque muchas veces se
extienden y se convierten en plaga de los cultivos- es un ejemplo
predilecto de muchos gobiernos. Argumentan que como no son plantas
comestibles y crecen en terrenos marginales, su uso como
agrocombustible es una utilización inteligente de un recurso que no
compite con el cultivo de alimentos. Sin embargo, para que el cultivo
de cualquiera de estas especies sea renditivo y llegue a volúmenes
que puedan ser de interés para los procesadores de combustible,
necesariamente tiene que ser plantado en forma intensiva, en tierras
fértiles y con alto uso de agrotóxicos, por lo que de todas formas
compite con los cultivos alimentarios y además, aumenta la erosión
de suelos y contaminación de fuentes de agua. Para peor, ambas son
plantas invasoras y tóxicas, que pueden potencialmente dañar al
ganado. Esto ya ha motivado que en regiones de Australia se haya
prohibido el cultivo de jatrofa.



No obstante, existen múltiples casos, principalmente en países
asiáticos, pero también en América Latina, donde estos
monocultivos han sido la excusa final para que los gobiernos
desplazaran a campesinos de sus tierras para dar lugar a las
plantaciones industriales de agrocombustibles, a manos de grandes
empresarios.



En su vida relativamente corta como mercancía internacional, los
combustibles agroindustriales ya se han convertido en una importante
causa de nuevos atropellos a los derechos humanos y al derecho a la
tierra de indígenas y campesinos.



También han dado lugar a alianzas corporativas inéditas, entre
rubros industriales donde antes no había una colaboración directa.
Además de los actores principales de esta primera generación que
son las compañías petroleras y automovilísticas en alianza con
los que controlan a nivel mundial el comercio de cereales y los que
monopolizan las semillas, otros rubros transnacionales y algunas
empresas nuevas, junto a algunas universidades, comienzan a invertir
en desarrollos futuros, con el discurso de que van superar alguno de
los problemas de la primera generación.



El último informe de 2007 del Grupo ETC (www.etcgroup.org) analiza
estas alianzas, así como las nuevas tendencias tecnológicas en
esta creciente industria con tantos impactos sociales y ambientales.
El panorama es realmente preocupante, tanto por las nuevas
configuraciones de poder y el secuestro voluntario de las
universidades públicas, como por el hecho de que con la
argumentación de superar las fallas de la primera generación se está
justificando agresivamente el uso de nuevos tipos de cultivos y
pasturas transgénicas así como la liberación de árboles
transgénicos, todo ello con impactos de un alcance mucho mayor al
que ya está ocurriendo.



En el horizonte ya existen también inversiones en biología
sintética -organismos vivos artificiales construidos desde cero-
diseñados para la industria de los combustibles. Analizaremos estas
nuevas tendencias en un próximo artículo.



*Investigadora del grupo ETC








      ____________________________________________________________________________________
Never miss a thing.  Make Yahoo your home page. 
http://www.yahoo.com/r/hs
------------ próxima parte ------------
Se ha borrado un adjunto en formato HTML...
URL: http://lists.indymedia.org/pipermail/cmi-pr/attachments/20080105/60f5d691/attachment.htm 


Más información sobre la lista de distribución cmi-pr